José Martínez Sobrino, uno de los jueces que le concedió el miércoles la prisión domiciliaria a Miguel Etchecolatz, explicó por qué benefició con ese privilegiado al represor: “Tenemos que tener en cuenta las reacciones a favor y en contra, pero quien decide debe hacerlo a conciencia y basado en lo que dicen las leyes”.

“Evaluamos la edad -88 años- y el estado físico -sufrió un accidente cerebro vascular (ACV) en agosto-. Hicimos tres o cuatro reconocimientos médicos”, explicó el presidente del Tribunal Oral Federal (TOF) 6. “Estaba con prisión domiciliaria o con cese de prisión preventiva en todas las causas con condena”, continuó.

El magistrado, además, recordó en Radio Nacional que la causa que tiene a su cargo, la del “Protobanco”, sucedido entre 1975 y 1976, Etchecolatz todavía no fue condenado. Y, de todas maneras, analizó: “En determinados casos pueden gozar de prisión domiciliaria incluso quienes han sido sancionados”.

El exdirector de investigaciones de la Policía Bonaerense durante la última dictadura militar estaba detenido en la cárcel de Ezeiza cumpliendo seis condenas por delitos de lesa humanidad en esa época.

Los jueces José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero ordenaron el traslado de Etchecolatz a su casa, ubicada en la calle Nuevo Boulevard del Bosque, entre Guaraníes y Tobas, de la ciudad de Mar del Plata.

Fuente: El juez que le dio la domiciliaria a Etchecolatz: “Lo hice a conciencia y basado en las leyes”