La Asociación de Judiciales Bonaerenses (AJB) comenzó este miércoles, un nuevo paro por 48 hs con movilización en reclamo de la recomposición salarial y, esta vez, se le sumaron tres demandas más: el traspaso del PROFE al IOMA, los descuentos de sus jubilados por impuesto las ganancias y la falta de nombramientos. El jueves realizarán acciones locales.

La secretaria General de AJB de Quilmes, Patricia Valenti, enfatizó que “la bronca es mucha” porque “desde principios de junio que la provincia no convoca a paritarias y este es el paro número 25”. “No solo a nosotros, sino que también a otros gremios los dejaron colgados como a nosotros. Somos los olvidados de Vidal”, sentenció.

La gremialista adelantó que “desde el Congreso se acordó que si para el fin de la feria judicial, que es el 31 de julio, no se convoca a una reunión paritaria; los judiciales no iniciarán las actividades”. Además se hizo un acto en IOMA contra su vaciamiento, se presentó un amparo contra la cuestión jubilatoria y una demanda a la Corte por la falta de nombramientos en los lugares sin cubrir.

La última oferta del gobierno provincial fue de un 20 por ciento en tres cuotas a revisar en febrero del año que viene, mientras que el piso que exigen los trabajadores judiciales es de un 36,2 por ciento que refiere a la inflación del 2016. “Una oferta muy improvisada y sin ganas”, opinó Valenti.

Por otra parte, la sindicalista de Quilmes aseguró que por la magnitud del reclamo “comenzaron a sumarse otras voces como colegios registrados y otras entidades relacionadas a la justicia que presentan su apoyo y sus demandas”.