Violento desalojo de un asentamiento en Bernal

A los problemas en políticas de seguridad en el distrito que comanda el cocinero Martiniano Molina, después de que saliera el informe de “Opina Argentina”, que muestra a Quilmes como la ciudad más insegura del Conurbano Bonaerense, se le suman los problemas de vivienda de la población.

LEER MÁS: Según un estudio, Quilmes es la ciudad más insegura del Gran Buenos Aires

Unas doscientas personas que habían tomado unos terrenos pertenecientes al frigorífico Penta, ubicado en la localidad bonaerense de Bernal, fueron desalojadas violentamente con balas de goma y gases lacrimógenos por la Policía Bonaerense.

Lejos de buscar una salida pacífica al conflicto, el gobierno de Martiniano Molina ordenó el accionar de las fuerzas policiales que reprimieron fuertemente a los ocupantes.

El predio está ubicado en la avenida Lamadrid entre Camino General Belgrano y arroyo Las Piedras, donde la noche del jueves muchas mujeres con niños y bebés habían levantado carpas para radicarse allí.

La orden de desalojo y la brutal represión

Ante esta situación, la Justicia de Quilmes -a través del fiscal Leonardo Sarra- determinó levantar la toma de tierras pertenecientes al frigorífico Penta, por lo que se dispuso un gran operativo que incluyó a la Policía Bonaerense, el GAD, Patrulla Urbana y personal de Tránsito.

Mientras la fuerza policial se alistaba para el desalojo, los manifestantes quemaron neumáticos como forma de protesta.

En pocos minutos hubo una batalla campal en las calles de la ciudad. Los ocupantes se defendieron arrojando piedras, palos y otros objetos contundentes.

El violento operativo avanzó rápidamente sobre las familias. Durante largos minutos reinó la tensión por las calles de Bernal, donde los vecinos fueron testigos de la violencia.

LEER MÁS: Fuerte operativo de desalojo de manteros en Liniers

El violento operativo dejó 12 detenidos y varios heridos.

Repudio a las políticas de Molina

El Partido Justicialista de Quilmes repudió el violento accionar de las fuerzas y las políticas de Martiniano Molina en un comunicado oficial.

En el mismo aseguraron que este hecho forma parte de una “criminalización de la protesta social” y que los asentados sufrieron “la embestida represiva ordenada por el Gobierno”, pese a que la orden de desalojo fue emitida por la Fiscalía de turno en respuesta a una denuncia del propietario de las tierras tomadas.

LEER MÁS: Bernal: denuncian a un hombre que acosa y filma a chicas en una plaza

Asimismo, el justicialismo quilmeño reclamó por el “derecho a la vivienda” y llamaron a “pelear para que cada habitante tenga acceso a una vivienda propia y digna”.

Del mismo modo instaron al intendente Martiniano Molina a que lleve adelante un “reordenamiento poblacional, dándoles la posibilidad de un hogar a estas familias las cuales fueron desoídas por parte de quienes nos gobiernan”.

Fuente: Violento desalojo de un asentamiento en Bernal